Nicholas Blohm, un escritor frustrado, encuentra cierto día en el parque un extraño personaje: un comprador-vendedor "al peso" de libros usados. el hombrecillo lo reconoce por haber leído de él un par de libros, y decide obsequiarle un manuscrito que extrae de la colección que guardaba en una enorme bolsa plástica negra.

El escritor empieza a leerlo y nota que el manuscrito es especial. Cuando lo cierra desaparece la historia, es decir, todo lo que en él había escrito. Se desespera, pues su intención es apropiarse de la novela, y en medio de su ansiedad por encontrar respuestas decide buscar en Internet. Encuentra que los personajes que figuraban en el manuscrito sí existen y que justo está ocurriendo lo que decía que iba a suceder.

Viaja a Roma a encontrar a los personajes de "su novela" y de pronto se ve involucrado en la trama.

A lo largo de la novela junto al personaje principal debe encontrar el secreto dejado por el conde Claudio Contini-Massera a su sobrino. Un secreto que de llegar a cristalizarse involucra una gran fortuna, una búsqueda que apela a la inteligencia de ambos: sobrino y escritor; y que los lleva a bibliotecas encadenadas, a las catacumbas de Armenia y a la Isla de Capri.

viernes, 13 de enero de 2012

El Manuscrito I El Secreto, de Blanca Miosi, por: Ruben Cazalet

La peor adversidad para cualquier autor es perder la inspiración.

El escritor, cuando no atina una nueva historia que lo revitalice a cada renglón con la certeza de que es la mejor de sus obras, corre el riesgo de perderse en el desánimo y la desdicha que le causa la frustración.

Él sabe de antemano que no existe tal musa, que las ideas nacen del trabajo diario, de las largas horas que exige el oficio para alcanzar la maestría del arte de escribir.

Nicholas Blohm observa que las hojas blancas amontonadas en el escritorio lo desafían para que las enriquezca con la tinta de una nueva narración. Como él, urgen el nacimiento de los personajes, de historias sórdidas, de paisajes y países remotos para dejar de ser blancas y convertirse en un libro para deleite de los lectores.

En su infortunio, un día en el parque el destino lo acerca a un extraño vendedor de libros usados a granel, es decir, por peso. El misterioso personaje reconoce a Blohm, el escritor, y le regala un manuscrito que guardaba en una enorme bolsa de plástico de color negro.

Nicholas Blohm lee sin tregua el extraño texto y decide apropiarse de la historia, pero para su sorpresa al cerrarlo, la narración desaparece. Desesperado corre a casa para indagar en el Internet los nombres de los personajes y lugares que recordaba, el resultado lo deja de una pieza, puesto que todos ellos y la historia misma son reales. Animado por el imprevisto suceso, se traslada de inmediato a Roma para comprobar en carne propia la veracidad de su hallazgo.

Ahí conoce el secreto que el conde Claudio Contini-Massera le confesará a su sobrino, el cual revela la existencia de una gran fortuna. Para encontrarla, exige de su ingenio para esclarecer los acertijos en la isla de Capri, en las catacumbas de Armenia y en extrañas bibliotecas. El inesperado desenlace, sumado a las vicisitudes por las que pasan durante su viaje, hacen de El Manuscrito I El Secreto, una de las narraciones más angustiantes que apremian al lector a descubrir el final con avidez.

La peruana Blanca Miosi ganó el Thriller Award 2007 por su libro La búsqueda. Otros títulos de esta creativa escritora son El legado, El cóndor de la pluma dorada y Dimitri Galunov.

Revista Siempre Mujer