Nicholas Blohm, un escritor frustrado, encuentra cierto día en el parque un extraño personaje: un comprador-vendedor "al peso" de libros usados. el hombrecillo lo reconoce por haber leído de él un par de libros, y decide obsequiarle un manuscrito que extrae de la colección que guardaba en una enorme bolsa plástica negra.

El escritor empieza a leerlo y nota que el manuscrito es especial. Cuando lo cierra desaparece la historia, es decir, todo lo que en él había escrito. Se desespera, pues su intención es apropiarse de la novela, y en medio de su ansiedad por encontrar respuestas decide buscar en Internet. Encuentra que los personajes que figuraban en el manuscrito sí existen y que justo está ocurriendo lo que decía que iba a suceder.

Viaja a Roma a encontrar a los personajes de "su novela" y de pronto se ve involucrado en la trama.

A lo largo de la novela junto al personaje principal debe encontrar el secreto dejado por el conde Claudio Contini-Massera a su sobrino. Un secreto que de llegar a cristalizarse involucra una gran fortuna, una búsqueda que apela a la inteligencia de ambos: sobrino y escritor; y que los lleva a bibliotecas encadenadas, a las catacumbas de Armenia y a la Isla de Capri.

sábado, 3 de marzo de 2012

El blog de Magnus Ingaldsen: He leído: "El manuscrito", de Blanca Miosi

Reseña de "El manuscrito" en el blog de Antonio Jareño


Nada más abrir Amazon su tienda española “punto es”, fui a por los libros más conocidos de la “generación Kindle”. Procedimiento rápido, barato y sencillo. Empezamos bien. El único inconveniente es el formato .mobi con DRM. No te deja convertirlo a epub, que es el que utiliza mi lector electrónico. No fue ése, afortunadamente, el caso de “El manuscrito”, de Blanca Miosi. Tras convertirlo con Calibre, me lo pasé al Nook, y un par de minutos más tarde ya lo estaba leyendo.
   
El manuscrito que da el título al libro es el que un vendedor de libros usados le entrega a Nicholas Blohm, escritor yanqui en horas bajas, en un banco de un parque. La lectura del manuscrito, cuyo texto cambia o desaparece cada vez que se cierra y se vuelve a abrir, pone a Blohm sobre la pista de sus personajes, personas que existen en la vida real, como Dante Contini-Massera, heredero de una fortuna y de un secreto que nos remite a unas investigaciones médicas clandestinas. Sin revelar detalles que puedan privar del placer del descubrimiento, puedo decir que la novela (tras unas primeras páginas en que parece que va a decantarse por lo fantástico) te atrapa y te conduce sin descanso por los vericuetos de la trama: secretos de familia, fórmulas prodigiosas, viajes al pasado y dilemas morales. Antes de que te des cuenta, el texto te ha arrastrado –ayudado por la alternancia entre la primera y la tercera personas, entre el manuscrito y la narración- y no te suelta hasta el final. Yo, personalmente, me leí sus 237 páginas de un tirón, sin poder parar. Suerte que tenía la tarde libre. 
   
    (Para los “sin-ebook”, la novela aparecerá en breve en la colección de bolsillo de Ediciones B. Y para los que quieran saber más de la autora, les aconsejo que visiten su página web , el blog de la novela o su blog personal. Sin duda me lo agradecerán).