Nicholas Blohm, un escritor frustrado, encuentra cierto día en el parque un extraño personaje: un comprador-vendedor "al peso" de libros usados. el hombrecillo lo reconoce por haber leído de él un par de libros, y decide obsequiarle un manuscrito que extrae de la colección que guardaba en una enorme bolsa plástica negra.

El escritor empieza a leerlo y nota que el manuscrito es especial. Cuando lo cierra desaparece la historia, es decir, todo lo que en él había escrito. Se desespera, pues su intención es apropiarse de la novela, y en medio de su ansiedad por encontrar respuestas decide buscar en Internet. Encuentra que los personajes que figuraban en el manuscrito sí existen y que justo está ocurriendo lo que decía que iba a suceder.

Viaja a Roma a encontrar a los personajes de "su novela" y de pronto se ve involucrado en la trama.

A lo largo de la novela junto al personaje principal debe encontrar el secreto dejado por el conde Claudio Contini-Massera a su sobrino. Un secreto que de llegar a cristalizarse involucra una gran fortuna, una búsqueda que apela a la inteligencia de ambos: sobrino y escritor; y que los lleva a bibliotecas encadenadas, a las catacumbas de Armenia y a la Isla de Capri.

martes, 14 de octubre de 2014

EL MANUSCRITO I El secreto: comentario del crítico literario Heberto Gamero

Anoche leí en mi Kindle la última página de esta interesante novela de Blanca Miosi donde, aparte de la fluida y envolvente forma de contar que tiene la autora, lo que más llama mi atención es su estructura.

Un narrador en tercera persona nos relata la historia de un escritor un tanto frustrado, Nicholas Blohm, que recibe un cofre de manos de un extraño monje que inmediatamente se suicida lanzándose desde lo alto de un risco. La semilla del interés queda sembrada desde la primera página. El cofre contiene algo tan importante que, para bien o para mal, podría cambiar el destino de la humanidad entera. 

Muy pronto nos damos cuenta de que en apariencia la escena no sucede en la realidad sino en el manuscrito que un misterioso “hombrecillo” le entrega a Nicholas Blohm en el banco de un parque y donde se habla de otra historia que, en paralelo con la del frustrado escritor, nos hará trasnochar y llegar bostezando a la oficina. En este nuevo relato cambia el narrador y aparece un personaje hablando en primera persona (el italiano Dante Contini-Massera), contándonos su aventura, la misma que aparece en el manuscrito, un manuscrito que tiene la propiedad de desaparecer en el momento menos pensado. Y en cada una de estas desapariciones la autora vuelve e intercala el relato de nuestro frustrado escritor que busca desesperadamente una historia que contar, y vaya si la encuentra cuando con cierta intermitencia el manuscrito se la proporciona.

En un genial giro, y aprovechando una de esas desapariciones de letras, comas y puntos, y presa del desespero por la posibilidad de no enterarse del resto del relato, Nicholas decide investigar a fondo y consulta Internet. Descubre entonces que lo que Dante cuenta en el manuscrito se está llevando a cabo en ese momento también en la vida real. 

Sí, existe Dante, también el monje, el cofre con su valioso contenido y casi todo lo que había leído en el manuscrito. ¡Mamma mía! Es cuando todavía incrédulo se arma de valor y decide viajar a Italia y visitar a los personajes del mágico documento. Finalmente tenía la posibilidad de escribir una buena novela. No podía desperdiciar esta oportunidad. 

¿Qué pasa entonces? ¿Cuál es el contenido del extraño cofre? ¿Qué papel juega el criminal de guerra nazi Joseph Mengele en todo esto? Para contestar estas preguntas y muchas otras habría que leer El manuscrito de cabo a rabo, y con cierta premura porque se corre el riesgo de que desaparezca ante nuestros ojos.

martes, 24 de junio de 2014

El manuscrito I y el Manuscrito II - Crítica.

Me siento privilegiada al leer los comentarios que generan mis novelas, en especial El manuscrito I y El manuscrito II, las últimas dos novelas de acción y aventura que he escrito.

María José  Feria, doctora en filología hispánica, afincada en Córdoba, España escribió estas dos críticas que corresponden a cada uno de mis manuscritos.




UN TESORO !!!


Supongamos que ... te regalan un libro !! Un libro puede ser un tesoro de inestimable valor. Y el hallazgo de un tesoro te invita a disfrutar de inmensas riquezas y a la vez, enfrentarte a numerosos peligros.


Comienzo a leer "El Manuscrito", el primer libro que leo de Blanca Miosi. Un tesoro soñado y una compleja historia. Es una novela que me empieza a gustar, empiezo a quererla y a hacerla mía. Es imposible leer y conocer un libro y no amarlo. De pronto, sin apenas darme cuenta, todas las palabras han desaparecido. Las palabras son lo más importante porque fruto de ellas surge una fascinante historia. Antes de entrar en la desesperación y ante la imposibilidad de seguir leyendo, busco las palabras por todos los rincones y al no hallarlas me deja una soledad insoportable. ¿Por qué desaparecen? La búsqueda de palabras y de la historia te va empujando a ... participar !! Hay que tomar una decisión, seguir adentrándote o abandonar. El propósito de este enigma es despertar aún más la atención y el reencuentro. Y aunque los tesoros no obligan a nadie y pueden conducir incluso a la muerte, uno decide lo que está bien ... quedarse y seguir elevándose.


EL MANUSCRITO I, es un exquisito relato encadenado como se encadenan los mejores libros y todas aquellas cosas valiosas para evitar su hurto. De la mano de Blanca Miosi, nos trasladaremos de hechos recientes a otros hechos pasados, cambiando de escenarios e involucrándonos con la sensación de asistir a los acontecimientos que viven sus protagonistas. Es un relato apasionante, de gran viveza, con una elaborada intriga que los personajes deberán abordar.


DANTE CONTINI-MASSERA: A la muerte de su tío Claudio, Dante está ajustando cuentas con la vida y empezando a comprender la realidad, le habían mentido más que nunca. Descubrirá que todo su pasado está cuajado de mentiras. Esta novela tocará también un tema terrible, de muerte y de gran dolor que de alguna manera tratan de justificar. Dante asiste atónito al enterarse día a día, de algo diferente. Se metió en la ducha, "... deseaba purificarme de toda la porquería que era el mundo, como si con el líquido que se escurría por el desagüe se filtrase también la mierda de los seres en los que yo había creído ..."


"La infancia es a veces un paraíso perdido. Pero otras veces es un infierno de mierda " (Mario Benedetti)


Dante Contini-Massera será el que arrastre el peso de la historia, su realidad, su cambio y evolución.


NICHOLAS BLOHM: Prototipo de escritor americano. Tiene un golpe de suerte. le ofrecen un manuscrito en cuyo lenguaje encuentra un mundo fascinante, y se ve deslumbrado y obsesionado por esta maravilla de prodigiosas palabras que aparecen y desaparecen, quedando atrapado. Elige viajar al lado de Dante y le será de gran ayuda. " Pienso que fui puesto en tu vida a través de extraños mecanismos ... y es muy estimulante ..." Encuentra información, la analiza y descifra. Combinará objetos, lugares y personajes.


El Manuscrito I , es una novela que recomiendo al cien por cien, ya que buena parte de los lectores se verán atrapados por esta historia y estará llamados a participar como lo hice yo. Aún albergo serias dudas de si todos los que hemos adquirido este libro, habremos leído la misma historia. A mí, particularmente, me ha maravillado la que me ha tocado vivir y en la que me he visto involucrada. Gracias Blanca, por hacerme participar e invitarme a sentirme cómplice como un más de los personajes de tu propia creación. Es una inolvidable lectura, que posiblemente volveré a leer, al igual que seguiré leyendo otros libros de esta autora para seguir dejándome ... SORPRENDER!!

"Vuelvo/ quiero creer que estoy volviendo con mi peor y mi mejor historia conozco este camino de memoria pero igual me sorprendo " (M.B.)

Gracias Blanca, eres una fantástica vendedora de sueños ...


EL MANUSCRITO.(Elcoleccionista) de Blanca Miosi

Una historia “Sin título” es … una FINESTRA APERTA !!!

Desde mi primer encuentro con El Manuscrito I, supe que sería ésta, una novela de las que irrumpen en la mente llenándome de experiencias cuando creyera oportuno, apareciendo y desvaneciéndose en el instante preciso y totalmente desconocido, pero siempre, perfecto.
Y uno comienza a leer indeciso, primero, pero entregándose poquito a poco, después; como suele ocurrir con aquellas cosas que se aman y en las que confía plenamente, desechando cualquier duda o reserva.
“Recuerda, Giulio, siempre situar al personaje cerca de la fuente de luz para que ésta moldee sus facciones …”
Esta nueva historia surge en Italia en pleno Renacimiento de la mano de Giulio Clovio, uno de los mejores ilustradores que se distinguieron por su esmerado diseño y hondo virtuosismo; y el aventurero Martín de Paz, que acompañó a Pizarro en sus conquistas por las Indias.
El tratamiento de la luz refuerza las imágenes, al igual que la luz interna proveniente del Manuscrito arroja el conocimiento de la novela, de sus personajes, su crecimiento y desarrollo. Así, día tras día se ilumina y se oscurece a su propio antojo, haciéndose dueño de los reinos donde habita el tiempo y la memoria. Nos asomamos con estupor cuando se ilumina con sus nuevas revelaciones, y de nuevo se oscurecerá dejándonos los silencios de las páginas en blanco por interpretar. ¿A dónde van las palabras?
El Arte, como generador de cambios, nos permite abrir caminos, y en este caso será el hilo conductor entre el pasado y el presente; entre la historia renacentista y una segunda historia quinientos años después, con un joven escritor, un coleccionista de relojes, su ayudante, dos misteriosas mujeres y un rico empresario en banca rota, que habrán de luchar contra lo que está predeterminado, convirtiéndose en los sujetos de su propio cambio. El Arte será la clave que los libere del desastre.
Blanca Miosi, al igual que los artistas del Renacimiento, arroja un halo de luz sobre los personajes, ya sean históricos o inventados, pero colmados de secretos y misterios, que la autora nos desvelará con la ejecución de su pulso firme, como si se tratara de un objeto artístico delicado y muy valioso.
No diría que las dos historias son paralelas porque existe una interacción entre ellas, se fusionan.
La distancia y el tiempo no saben que los seres humanos son capaces de realizar increíbles hazañas para liberarse de sus miserias.
¡Qué poco ha cambiado el mundo desde entonces!
Ambas historias sorprenden porque encajan con la precisión de un reloj suizo, hasta el hecho más insignificante está interrelacionado.
“Una vez que los engranajes se ponen en marcha, la maquinaria no puede detenerse”
La aventura está servida. Esta novela llena de intriga, arte, pasión , celos , homicidios, misterios y aventuras, nos fuerza a todos a embarcarnos a riesgo de jugarnos la vida.
Estamos rodeados de todos los requisitos para iniciar la búsqueda de un tesoro: un mapa, una isla, secretos, avaricia… y en alguna parte esperando ser encontrado, abundante oro y plata enterrados. Todos están interesados en el inmenso tesoro. Pero ¿qué necesitamos para ser felices? ¿Qué me voy a llevar de todo esto? ¿Realmente vivo la mejor vida posible?. Hay que ser responsables de nuestras elecciones. Algunos personajes encontrarán una nueva forma de vida más satisfactoria y una verdad más profunda.

El Manuscrito II, es una novela que viene con sus propios planes, y como siempre, desconocemos qué nos tendrá preparado. Un juego interior y exterior muy sugerente.
Es una obra espectacular que transmite perspectivas de distintas épocas con gran precisión. La obra en sí, te espera haciendo que sea todo más sobrecogedor para cuantos se ven implicados en su trama; tanto los protagonistas, como el lector, sólo pueden tener una actitud de entrega. Nos encontraremos con hojas en blanco, sobre las que tenemos que lanzarnos a ciegas con total confianza y valor. Siempre temo que acabe por nombrarme en alguna página.
Así que, después de enfrentarnos al reto de leer … tendremos la sensación de si nuestra vida ha sido escrita previamente, o somos nosotros los que la plasmamos con nuestras palabras.
EL Manuscrito es un libro mágico que llegó a mis manos en un instante perfecto; de igual manera, llegará mágicamente a las manos de quienes quieran encontrarse con él.
Es un libro a la deriva …
destinado a aquel que lo busca.

Gracias, Blanca. No me despido porque si vuelvo a encontrarlo, me asomaré ansiosa por si trae consigo una nueva historia " Sin título".